Riñones de carnero a la parrilla

Preparación:

Después de mojados los riñones se abren ligeramente por la parte opuesta al nervio; se quitan los pellejos que los cubren y se acaban de abrir sin que se maltraten demasiado, se ensartan en un alambre, de modo que no puedan juntarse, se mojan en mantequilla derretida y pan rallado y se ponen a la parrilla, cuidando de voltearlos, estando cocidos se sacan, se ponen en un platón y se le exprime zumo de limón.